EL PERRO

Archive for the ‘mala influencia’ Category

San Valentín

In después no digas que no te avisé, flexiones, mala influencia on febrero 14, 2011 at 1:46 pm

Las relaciones reales siempre están en desventaja con los amores imaginarios y/o no concretados porque en estos últimos hasta las peleas y las rupturas son absolutamente maravillosas.

Anuncios

Asignatura Pendiente

In mala influencia, perro que ladra on septiembre 6, 2010 at 5:47 pm

Deberíamos haber aprendido hace rato que nunca aprenderemos de nuestros errores.

Ex

In flexiones, mala influencia on agosto 24, 2010 at 12:59 pm

Lo que más te molesta no es su detestable forma de ser, sino darte cuenta en lo que te convertías cuando estaban juntos.

Cintas

In mala influencia on julio 2, 2010 at 1:08 pm

Algunos lazos familiares son más bien sogas en el cuello.

Los Elegidos

In mala influencia on julio 1, 2010 at 9:07 pm

Tenés amigos porque a veces necesitás que te mientan.

Rehabilitación

In mala influencia on abril 15, 2010 at 9:37 pm

Reconocer el problema es el primer paso. Y el único que vamos a dar.

Te Invito a Mi Fiestita

In mala influencia on febrero 3, 2010 at 7:07 pm

Con el paso del tiempo te diste cuenta que el primer aniversario es para celebrar. El segundo y los que siguen son un episodio más de la rutina.

Los cumpleaños van adquiriendo, año tras año, toda la apariencia de una amenaza.

Todo el mundo insiste: festejar es una obligación.

Nivel de Vida

In mala influencia on diciembre 1, 2009 at 8:11 pm

Cansado ya de anhelar ser tan feliz como el resto, hoy te conformarías con tener, al menos, los mismos problemas que ellos.

Desarrollo

In mala influencia on noviembre 12, 2009 at 8:53 pm

La gente con escasos o nulos principios  generalmente terminan mejor que el resto.

 

 

La Lucha

In mala influencia on octubre 15, 2009 at 12:34 am

Sobre las victorias nunca se reflexiona. Sólo se festejan como si fueran propias aunque uno haya sido un simple espectador.

Los fracasos se comentan, se analizan, se desmenuzan y se hace todo lo posible para asegurarse de que la culpa caiga sobre cualquiera que no sea uno.

Por suerte, siempre hay algún chivo expiatorio de turno.