EL PERRO

La Lucha

In mala influencia on octubre 15, 2009 at 12:34 am

Sobre las victorias nunca se reflexiona. Sólo se festejan como si fueran propias aunque uno haya sido un simple espectador.

Los fracasos se comentan, se analizan, se desmenuzan y se hace todo lo posible para asegurarse de que la culpa caiga sobre cualquiera que no sea uno.

Por suerte, siempre hay algún chivo expiatorio de turno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: