EL PERRO

Diversidad

In después no digas que no te avisé on agosto 11, 2009 at 3:58 pm

Ya dijiste negro de mierda, en la cara y por debajo.

Ya dijiste puto tragaleche, riendote o insultando, de frente o hablando de otro.

Ya dijiste que todo bien, pero que hay que reconocer que los judíos son un poco raros.

Encontraste explicación de  conductas en la cantidad de plata que tiene la gente.

Inventaste muchos sobrenombres desde la primaria para acá basado en características físicas.

Trataste de putas a varias mujeres. A otras de histéricas, de malcojidas.

Muy enojado gritaste que había que cagarlos a tiros a todos.

Y vas por más. Boludito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: